Posted by Carmen I. Pizarro Ruiz
A pesar de que San Diego es una ciudad muy hermosa y acogedora, siempre tengo que llenar "mi pedacito de Puerto Rico". Por ese motivo, mi amado esposo y yo fuimos de paseo a visitar  la Casa de Puerto Rico en San Diego (Balboa Park) y,  por supuesto, me coloqué mi bello pin Rotario.
 
 
Mi pasión por el servicio y el voluntariado me llevó a Rotary, razón por la cual nunca pierdo la ocasión de brindarme como voluntaria. Por ello me puse a conversar con Ralph, uno de los puertorriqueños allí presentes, para ofrecerme como voluntaria. Mientras hablabamos, él observó la Rueda Rotaria en mi pin y me preguntó si yo era rotaria, a lo que le dije con mucho orgullo: "Sí, soy Rotaria".
 
Ralph, muy emocionado, me dijo que el fundador y gran sustentador de la Casa de Puerto Rico en San Diego era un Rotario. De inmediato me pidió mis datos personales para enviárselos al fundador. 
 
Dias después,  recibí una llamada para invitarnos a visitar el Club Rotario “La Jolla Golden Triangle". Este es el club rotario al cual pertenece el doctor Antonio Grillo, el fundador y sustentador de la Casa de Puerto Rico en San Diego.
 
El doctor Antonio Grillo López, es un hematólogo e investigador muy distinguido, formado en la Universidad de Puerto Rico, cuyos logros y trabajos llevaron al desarrollo de los anticuerpos monoclonales para el tratamiento y la curación de muchos miles de pacientes con cáncer, lo que también abrió el abanico a tratamientos para muchas otras condiciones médicas. Su obra tiene trascendencia mundial.
 
Llegó el viernes y acompañada de mi hija Adriana me dirigí al Club Rotario “La Jolla Golden Triangle",.
 
La reunión se desarrolló durante el desayuno, inicia a las 7:00 am, super amena. Coincidió con la visita del Gobernador del Distrito 5340 Mel Gallegos, el cual estaba promocionando, de una forma muy particular y divertida, la Asamblea de Distrito próxima a realizarse.  Es evidente que el club se preocupa por la formación de las jóvenes generaciones como fuente generadora de rotarios, por eso habían invitado a un grupo de jóvenes rotaractianos,  para que presenciaran cómo se desarrollan las reuniones rotarias.  Decididamente piensan en el futuro de Rotary.
 
La experiencia ha sido positiva, no solamente para mí, sino también para mi hija, la cual se sientió muy motivada. Estimo que en un futuro podríamos trabajar en proyectos conjuntos con el Club Rotario “La Jolla Golden Triangle".