Las esposas de Rotarios, son llamadas cariñosamente Rotarianas. Esta designación  nació de una ocasión histórica muy interesante  en el año  1914, cuando Rotarios de San Francisco, Califprnia., abordaron un tren especial para asistir  a la Convención Rotaria en Houston.  Antes de llegar a Los Ángeles, sólo había una dama en el tren, era la esposa del Rotario, Bru Brunnier. En esa época, muy pocas esposas acompañaban a sus cónyuges a eventos Rotarios. Al recoger el tren a más  pasajeros, presentaban a la Sra.  Brunnier como la Rotary Ann Este  título pronto se convirtió en Rotariana.  Los clubes del oeste  estaban  invitando a  los Rotarios  a asistir a la próxima Convención Mundial  en San Francisco, y organizaron varios actos y canciones para interpretarlas en Houston. Uno de los Rotarios escribió un canto que llamó Rotariana.

 

Al llegar  a la estación de Houston, una delegación estaba recibiendo a los Rotarios. Uno de los miembros de la delegación de Houston era Guy Gundaker de Filadelfia, cuya esposa también se llamaba Ann. Durante la recepción, alguien comenzó a cantar la canción Rotaryann. Las dos damas, Ana Brunnier y Ana Gundaker, fueron levantadas en hombros por los señores y paseadas por el salón. El grupo estaba fascinado por el título dado a estas dos damas de nombre Ana. Inmediatamente el mismo nombre cariñoso se usó  para todas las señoras que asistieron a la convención. El apelativo Rotariana había llegado para quedarse.

 

-- Adaptado de EL ABC de Rotary