Rotary Internacional (RI) abrio las puertas de su membresia a las mujeres oficialmente en el 1989, aunque ya muchos clubes habian tomado la iniciativa de iniciarlas guiándose por una decision de la Corte Suprema de California en un caso llevado por un club rotario contra RI. En Puerto Rico el Club Rotario de San Juan fue pionero en este aspecto al iniciar cinco socias en el 1987 y ya en el 1989 una de ellas fue electa directora y posteriormente Gobernadora de Distrito. Otros clubes del Distrito 7000 fueron iniciando socias y al presente una mayoría de los clubes tienen una o más socias.
 
Sin embargo, es difícil de entender por qué aún hay varios clubes en el Distrito que no han iniciado socias o que solamente tienen una socia para llenar las apariencias. Es mas significativo aún que haya clubes de los cuales hayan salido gobernadores para el Distrito que no hayan iniciado ni una sola socia.
 
El ex presidente de RI, Carl-Wilhem Stenhammar, repitio en sus mensajes durante su presidencia, que el futuro crecimiento de Rotary depende, en gran parte, del reclutamiento de mujeres profesionales y de negocios. La participación y ejecutorias de las socias rotarias por casi dos décadas en el mundo rotario es prueba fehaciente de su capacidad para contribuir eficazmente a lograr la misión de Rotary en el mundo y alcanzar las metas fijadas a corto y largo plazo.

Al presente, las rotarias representan más del 12% de la membresía mundial de Rotary. En Puerto Rico el porcentaje de socias en el Distrito es menos de la mitad de eso. Entonces, uno se puede preguntar - ¿qué nos pasa a los rotarios de Puerto Rico que no cojemos el paso?